Placas de acople de acero



Steel

Se pueden usar como principal medio para disipar la energía hacia el entorno.

En una aplicación "seca", la placa de acople de acero es la superficie de reacción que, junto con el material de fricción, logra un coeficiente de fricción de hasta 0,9.

En una aplicación "húmeda" con inmersión en aceite, las moléculas de aceite quedan atrapadas entre la placa de acople de acero y el material de fricción. La rugosidad de la superficie de la placa de acople de acero y la textura del material de fricción se combinan con el cizallamiento del aceite para lograr un coeficiente de fricción de hasta 0,15.
Por lo tanto, la rugosidad de la superficie es crítica para la aplicación y debe ser compatible con el material de fricción opuesto.

La calidad y la dureza del acero dependen de la aplicación pero son igualmente importantes. La elección típica es un material como el acero al carbono tipo 70, con una dureza mínima de Roc C 25.

Si es necesario, se pueden utilizar otros procesos, como endurecimiento por inducción y ennegrecimiento.